Ir al contenido principal

Si te gusta el cine, no te cierres las puertas

Desde siempre, eso de dedicarse a la actuación ha sido como uno de esos sueños que se tienen de niño, pero que una vez que creces vas desechando porque ni lo crees posible, ni crees que tengas aptitudes, ni crees que se presente nunca la oportunidad. De hecho, la gran mayoría de actores cuentan que han llegado a la cima casi por casualidad, que la oportunidad se les presentó de pronto casi sin darse cuenta, y que a pesar de haber trabajado incesantemente para conseguirlo, sólo la suerte acabó llamando a su puerta.
Sin embargo, con trabajo y perseverancia, se puede hacer carrera como actriz. Hacen falta principalmente dos cosas: preparación continúa, y no cerrar la puerta a ninguna oportunidad. ¿A ninguna? Sí chicas, a ninguna: porque ser actriz porno, también es una opción.
Muchas mujeres no contemplan la pornografía cuando quieren hacer carrera en el cine, de hecho son muchas las que se resisten incluso a hacer desnudos; lo consideran un trabajo de baja categoría, un simple mercadeo de carne en el que no importa lo que digas ni como lo digas, sino sólo si te abres bien de piernas y te dejas penetrar con toda facilidad. Y la única clave para triunfar es ésta, y además estar muy buena. Pero pensar así es un error.
Para empezar, el mundo del porno siempre ofrece salidas, lo que para una principiante como actriz siempre es importante; las productoras siempre tienen vacantes para extras femeninas, preparando castings casi continuamente cada semana para descubrir nuevos valores, así que no faltarán oportunidades. Para seguir, el sueldo es extremadamente alto por muy poco tiempo de trabajo; si trabajamos y estudiamos a la vez, es una buena manera de conseguir el dinero suficiente para lo segundo, que nos seguirá abriendo puertas en cualquier otro ámbito en que se necesite otras aptitudes.
Pero lo más importante es que, contrario a lo que se cree, no todo el mundo sirve. Sí, tener un cuerpo 10 y una cara atrayente puede sumar puntos, pero no es suficiente; quizá os asombraría saber la cantidad de actrices convencionales que, a la hora de hacer un casting porno, no habrían pasado ni el primer minuto de prueba. Son necesarias dos cosas: la primera, la preparación de la que hemos hablado; y la segunda, el tener la entereza de desnudarte, en sentido literal pero también en el figurado, delante de una cámara y de los muchos ojos necesarios para que una escena salga bien. Es una cuestión de estudios, pero también de tener esas aptitudes de forma natural, o al menos de estar tan preparada como para simularlas.

Así que ser actriz porno no desmerece la carrera cinematográfica de nadie, más bien la enriquece, demostrando que puede enfrentarse a muchos retos. Si queréis intentarlo, estaremos encantado de ofreceros todas las oportunidades que vayan apareciendo, hasta muy pronto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué necesitas para ser una buena actriz?

Esta pregunta es lógica cuando una sueña con dedicarse profesionalmente a la interpretación, pero la respuesta no es tan sencilla. Los atributos para ser una buena actriz no siempre son los mismos para todas las personas, puesto que cada una de ellas puede representar una misma situación de maneras bien distintas, y echar mano de esta u otra habilidad para hacerlo. Hay actrices dotadas para el drama, otras para la comedia, y otras, las más afortunadas, capaces de dar tanta veracidad a una como a otra. En verdad, el tener facilidad para la actuación es algo así como una lotería: te toca o no te toca.
Pero tampoco sería justo decir que una carrera cinematográfica puede cimentarse solamente en el azar. Lo primero, tener aptitudes naturales, sería lo ideal; pero a partir de ahí, no basta con eso si se quiere ser una buena actriz, y no encasillarse en un tipo de papeles que a la larga pueden no dar tanta satisfacción como se quería. Por eso, es muy importante la preparación:  recibir clas…